La guadaña es el instrumento más habitual con el cual se representa la Muerte. En el caso de la " Dansa de la Mort" de Verges, el instrumento ha dado nombre al personaje y ha cumplido de esta manera el ciclo lógico de personificación que siguen los símbolos.

La guadaña es por excelencia una herramienta agrícola. No un instrumento cualquiera, sino al que se utiliza cuando se completa el ciclo de la cosecha. Cuando se adopta como símbolo, la misma familiaridad de la herramienta para los hombres de un mundo aun basado en la agricultura, hace que la asociación del final del ciclo agrícola, se identifique inmediatamente con el final del ciclo de la vida.

La guadaña siega vidas. Pero no es el único mensaje que el símbolo transmite al espectador, ya que tanto del instrumento como

de la forma de danzar, aparecen otros impactos, que si bien son secundarios, no dejan de recrearse en la conformación de la idea mortuoria en el espectador.

Insiste en este aspecto una máxima, en latín, que la guadaña lleva gravada en el mango: "Nemini Parco" dice la inscripción, y con ella avisa que no perdona a nadie. No es que pretenda el símbolo que el pueblo sepa latín, aunque la curiosidad misma hacia que más de uno preguntara el significado al cura o sacerdote. El uso del latín se explica porque el hombre primario necesita verdades indudables; verdades que vienen dadas por la forma de máximas e indudablemente porque está escrita en la lengua de Dios. Esto es lo que se llama autoridad.

Toda una multitud de mensajes concurrentes en una sola idea, y que entra de una manera irreflexiva y repetida a los ojos del espectador para acabar grabadas en su mente.